Campaña del “Céntimo Solidario”

Como cada año, hoy arranca la Campaña del Céntimo Solidario hasta el día 12 de febrero. Este año los Colegios Amigonianos dedicamos esta Campaña de Solidaridad a los centros “Amigó-Doumé” en Abidjan, Costa de Marfil y el “Centro Escolar Ntuntu” en Singida, Tanzania.

{wmv}AmigoDoume14-15|640|480{/wmv}

A)   Centro Amigo Doumé en Abidjan (Costa de Marfil)

Persona contacto: Jose Vicente Miguel, director del centro y delegado de la Fundación Amigó en Costa de Marfil.
El centro Amigó Doumé es un centro de protección y de iniciación profesional que acoge a niños/as entre los 13 y los 21 años ubicado en Abidjan, Costa de Marfil. Ayuda a jóvenes de la calle, huérfanos, menores en conflicto con la ley, maltratados, víctimas de explotación, etc y les ofrece una oportunidad educativa y de protección.
Amigó Doumé existe desde 1996, 19 años durante los que se ha evolucionado en lo referente a actividades y ha aumentado su capacidad de acogida, así como los servicios que ofrece a los jóvenes que participan en los programas de formación profesional y reinserción implementados.
Durante el año 2014, 114 niños/as y adolescentes vulnerables han aprendido un oficio.
El centro cuenta con 131 plazas y 5 programas:
  1. Internado para chicos que carecen de cualquier apoyo familiar y social.
  2. Formación para el empleo (carpintería, soldadura, agricultura-jardinería o ganadería-granja).
  3. Reinserción en el contexto socio-laboral con acompañamiento profesional.
  4. Alfabetización.
  5. Escuela de Padres y Madres.
Además, brinda a los/as usuarios/as del centro la cobertura sanitaria y alimenticia necesaria para garantizar un buen estado de salud psicofísico que les permita realizar con éxito las distintas actividades del programa educativo. La metodología pedagógica se centra de forma individual en cada joven tratando de atender las necesidades de cada uno de ellos y ellas. Hay que recordar que se trata de jóvenes con conocimientos educativos muy escasos. Al final de los 3 años de formación en el centro, los niños y niñas reciben un diploma que verifica la capacitación para ejercer cada oficio. Además, durante 2015 el Gobierno de Costa de Marfil ha reconocido como oficial la formación profesional que se imparte en Amigo Doumé, lo que facilita la inserción laboral. Durante el curso 2015/2015 se entregaron 43 diplomas de formación.
Los fondos recaudados serán empleados para adquirir los materiales necesarios para desarrollar los talleres. Un taller es mucho más caro de mantener que una escuela y en Amigo Doumé necesitan colaboración en la compra de materiales poder seguir desarrollando cada uno de ellos. El importe recaudado también se destinará a la compra de medicamentos para todos los menores del centro, así como para asegurar una alimentación sana y equilibrada.

B) Centro escolar Ntuntu en Singida (Tanzania)

Persona de contacto: María Damaris García (Terciaria Capuchina, responsable de proyectos en África)
Ntuntu es una aldea de la región de Singida, en el corazón de Tanzania. La zona es muy árida y pobre, y la gente vive básicamente de la agricultura. La producción se ve afectada por los cambios climáticos y esto incide fuertemente en la economía familiar y en la salud, sobre todo de la infancia.
Debido a esta situación los niños y niñas retrasan el inicio de sus estudios de primaria por la falta de un centros de estudio y se ven obligados a estar en la calle o son llevados a trabajar en el campo junto con a sus padres.
Los beneficiarios directos del proyecto son los niños de Ntuntu y de los alrededores, procedentes de familias con escasos recursos económicos. Sin embargo existen igualmente unos beneficiarios indirectos como los maestros, los padres de familia que quieran ofrecer a sus hijos una educación cualificada y la sociedad de la zona de Singida, que se enriquece con nuevas generaciones mejor formadas.
El centro en Ntuntu es una escuela para 70 jóvenes (28 niños y 42 niñas) de entre 5 y 6 años. También dispone de un pequeño internado en el que viven 13 chicas de pueblos lejanos que estudian secundaria y no tienen donde vivir.
Los alumnos están divididos en dos niveles y la escuela dispone de dos profesoras. Se imparten clases de matemáticas, inglés, biología, kiswahili, manualidades, juegos, dibujo,…
El importe recaudado se destinará a cubrir necesidades básicas para que los jóvenes de Ntuntu puedan seguir teniendo apoyo educativo. Trabajadores del centro señalan que necesitan fondos para cubrir los gastos de materiales escolares, así como para la alimentación de los 70 estudiantes de la escuela y de las 13 jóvenes internas. También es una prioridad la construcción de una biblioteca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *